Elaborado con Garnacha blanca de nuestras viñas situadas en la Plana de Gandesa. Combinamos dos vendimias, una temprana que aportará el frescor frutal y otra, unas dos semanas más tarde, que nos aportará toda la calidez de la garnacha. Después de la fermentación, realizamos el ensamblado de las dos y realizamos una crianza con las lías finas para extraer toda la cremosidad y delicadez. El resultado es un vino de Garnacha blanca original, fresco y gastronómico.

Cata

Aromas de fruta fresca: pera y melón. Entrada en boca potente, con explosión de frutosidad, goloso y con un final cítrico que lo hace persistente.

Seleccione un vino

Este sitio web usa cookies
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.