Vino elaborado con un 70% de Garnacha Blanca procedente de viñas de más de 40 años plantadas en suelo de “panal” y “tapàs” y un 30% de Viognier. Una vez finalizada la fermentación se realiza el ensamblage, recibiendo la mitad del vino una crianza de cuatro meses en barricas de 300 litros y la otra mitad se trabaja en sus lías finas para extraer la máxima expresión varietal.

Cata

En boca es amplio y potente, donde los elementos aromáticos están bien integrados, cremoso, fresco, mineral y elegante.

Seleccione un vino

Este sitio web usa cookies
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.